Con las tareas de mantenimiento y cuidado de los árboles, tanto en monte como en los núcleos urbanos, se generan residuos de madera en forma de troncos, ramas y hojas.

Para Cada árbol exige un tipo de poda diferente.

Como norma general las podas más importantes son:

  • Poda de copa, desmochar o descopar: Se realiza en el primer año, consiste en podar la rama principal de la copa para favorecer la ramificación.Se realiza al cabo de varios años, para dar una forma adecuada al árbol.
  •  Poda de aclareo: Se trata de cortar ramas enteras, a veces se hace a la vez que la de formación. Ayuda a la formación de la Copa Se realiza en invierno sobre árboles de crecimiento lento o poco vigorosos. Frena la formación de flores. Tiene como finalidad regular el crecimiento
  • Podas de Limpieza: Las podas de ramas viejas y secas se realizan para prevenir que exista una excesiva cantidad de madera seca que permita una gran combustión en caso de incendio.